domingo, 27 de julio de 2014

¿El PP volverá a ganar? Aviso a navegantes

Las estadísticas nos están diciendo (y esperanzando) que en las próximas elecciones veremos una mayoría de la izquierda frente al PP.

Pero si alguien pensaba que el PP no estaba reaccionando frente a los resultados obtenidos en las elecciones europeas, se equivoca mucho: ha encontrado un diamante en bruto llamado 'Podemos'. 

Raúl Solís en su artículo "Pablo Iglesias, deja de pensar en ETA" en andalucesdiario.es* señala:  

"La estrategia comunicativa del PP está pensada. Pretende situar en el centro del tablero político a Podemos, azuzar el miedo para movilizar a sus votantes rezagados y hastiados que se han quedado en casa en las europeas y, por otra parte, acabar con el PSOE al anularlo del pin pong dialéctico. Si el PP elige a Podemos como contrincante, está convirtiendo a Podemos en su enemigo político, en el rival a abatir. Y anulando al PSOE, para provocar un pésimo resultado electoral socialista que haga más fácil formar al PP una mayoría parlamentaria".

Más abajo dice:

"Pablo Iglesias debe administrar su ego o, de lo contrario, es posible que el PP consiga su objetivo y convierta a un cascarón de huevo como Podemos en un huevo roto y quemado antes de la próxima cita electoral. La mejor herramienta que Podemos tiene en su mano, para ir contra quienes le acusan de estar financiados por Venezuela o de apoyar a ETA son los tribunales ordinarios justicia".

Nosotros añadimos un par de supuestos (¿teóricos?) muy cercanos geográficamente. 

En las próximas elecciones locales, en la ciudad de Valencia, va y gana la izquierda (PSPV-PSOE + Compromís + Esquerra Unida + Podemos), es decir, que para gobernar la ciudad tienen que pactar estos cuatro partidos. Ya es difícil que cuatro partidos se pongan de acuerdo y necesitamos que lo hagan. Pero antes, el PP convence al PSOE para que vote la reforma que prepara sobre la elección de alcalde o alcaldesa por la cual estas personas pertenezcan al partido más votado. Y tenemos un alcalde (o a Rita Barberá otra vez) del PP.

El otro supuesto. Cuando se van a repartir las áreas municipales entre las concejalas electas y los concejales electos, el PP va votando a candidatos y candidatas del PSPV-PSOE sistemáticamente para que no las cojan representantes de los otros partidos. Como las y los socialistas caigan en las dos trampas ¿qué?

Esto sin olvidar los avisos de Raúl Solís. Pero, además, se puede jorobar más todavía.

Ya sé que estoy dando ideas, pero estas personas del PP son muy listas. Y si alguien no reacciona, seguiremos sufriendo innecesariamente.


* Artículo completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario